Entrevista de www.lasillavacia.com a Iván Cepeda

Las revelaciones de Víctor Carranza, alias "el Patrón"
 Por: Juanita León 
El representante a la Cámara Iván Cepeda coescribió con el padre Javier Giraldo un libro que cuenta la historia de Víctor Carranza. Lo lanzará esta semana.

Siendo el hijo del último senador de la Unión Patriótica, Iván Cepeda ha escuchado muchas historias trágicas sobre ese movimiento. Pero hay una que lo afectó de manera particular. Es el relato que le contaron de una de las muchas masacres que ocurrieron en el Meta: los sobrevivientes estaban velando a los muertos cuando los paramilitares llegaron y prendieron un equipo de sonido a las puertas de la funeraria y se pusieron a bailar en frente de las víctimas. Los deudos esperaron adentro y aguantaron la humillación hasta la mañana siguiente. Cuando por fin hubo silencio, salieron con el féretro y entonces todo el cortejo fúnebre fue atacado. Eran las tierras de Víctor Carranza.

Cepeda dice que desde ese momento sintió un compromiso con las víctimas del Meta y que el libro que acaba de sacar con el padre Javier Giraldo llamado Víctor Carranza, alias ‘el Patrón’ comenzó a gestarse ahí. “Era como una especie de verdad que teníamos ahogada en la garganta", dice.

El libro es una semblanza de Carranza, que muestra cómo el zar de las esmeraldas ha estado estrechamente ligado a la evolución del paramilitarismo en Colombia y al genocidio de la UP. Y cómo, a pesar de tener un denso prontuario judicial, ha logrado salir siempre bien librado por la justicia en casos donde los testigos han sido asesinados, los expedientes robados, los jueces destituídos. Este libro, que se lanzó ayer, es una denuncia contra la metamorfosis que ha sufrido la imagen de Carranza a lo largo de los años.
 Estas son algunas de las revelaciones que hacen Cepeda y Giraldo:

 1 Ha sido amigo de varios presidentes 
El libro cuenta cómo, desde que era muy joven, Carranza entabló una relación con el presidente Mariano Óspina Pérez, en compañía de su esposa Berta, quien tenía una fascinación por las esmeraldas. “De esa relación pasó a contactarse directamente con la élite bogotana. Se convirtió en invitado especial del presidente Misael Pastrana, a quien conoció en uno de los desayunos en Palacio. Luego fue acogido por Julio César Turbay Ayala e igualmente por Álvaro Gómez Hurtado y Belisario Betancourt, a quienes él se ufanaba de haber ayudado con dineros para campañas electorales". 

Turbay le adjudicó dos baldíos y los gobiernos de Misael Pastrana y de López Michelsen le concedieron la explotación de las minas esmeraldíferas.

“Acerca de su admiración y de su apoyo electoral al ex presidente Álvaro Uribe Vélez, 'don Víctor' no ha tenido vacilación en comentar: 'Cómo no le voy a poner votos a Uribe. Mientras haya violencia en este país necesitamos un presidente de mano fuerte'”.

 2 Su relación con Santos
 El libro dice que “existe un vínculo de vieja data entre el presidente Juan Manuel Santos —y en general entre la Casa Santos— y Carranza. Ya se había manifestado cuando Santos, siendo ministro de Hacienda, apoyó con entusiasmo su iniciativa de crear la Bolsa de las Esmeraldas y cuando, en marzo de 1996, lo invitó a un foro sobre solución de conflictos, convocado por Santos. […]

 "Esta cercanía volvió a quedar evidenciada cuando poco antes de ser detenido en el norte de Bogotá, Santos llamó al entonces fiscal Alfonso Gómez Méndez, a petición del mismo Carranza, para verificar si en efecto había una orden de detención de la Fiscalía. [...] Santos aceptó haber llamado a Gómez Méndez, pero dijo que fue para averiguar si había un operativo de la Fiscalía y que después Carranza se entregó sin oponer resistencia. Además, dijo que cuando tuvo contactos con Carranza este no estaba sub júdice”.

 Más adelante, el libro cita a Carranza en una entrevista de El Espectador sobre la famosa reunión con Carlos Castaño en pleno proceso 8.000: “El doctor Juan Manuel estaba buscando parar el derramamiento de sangre en el país y por la experiencia del pro­ceso de paz que tuvimos en Boyacá me buscaron. Una persona me preguntó si podía conseguir un contacto con Castaño. Le dije que no, pero que tenía a alguien que nos podía contactar, porque muchos ganaderos de Córdoba eran amigos del señor”.

 "Carranza también cuenta que en esa reunión habrían participado unas 25 personas, de las cuales 'sólo conocía a Castaño, a Juan Manuel y a Álvaro Leyva. Allá llegamos en helicóptero e incluso nos dieron almuerzo en unas hojas de plá­tano. El encuentro duró más de tres horas. Después de eso nunca volví a tener una reunión personal con el doctor Juan Manuel. Dicen que soy su gran amigo pero es mentira. Le tengo aprecio y respeto. Si me tocara votar por él lo haría con mucho gusto'”, dice el libro.

 3 Actual magistrado de la Corte fue su abogado 
 El libro cuenta que cuando un fiscal de Barranquilla le abrió una investigación que lo implicaba en la conformación de grupos paramilitares en la región, Carranza “contrató un selecto grupo de juristas, conformado por expertos penalistas que tenían además influencia en el poder Judicial”. Entre esos abogados, menciona a algunos ex magistrados de la Corte Suprema como Jorge Enrique Valencia y Juan Manuel Torres Fresneda. También formaba parte de ese grupo, según el libro, Fernando Castro Caballero, quien es miembro actual de la Sala Penal de la Corte Suprema.

 4 Su poder en la Altillanura 
 El libro cuenta que el epicentro de las operaciones de Víctor Carranza y sus principales haciendas como La Ponderosa y La Ginebra están en los municipios de Puerto López y Puerto Gaitán, en el Meta. Estos dos municipios, donde, según el libro, el control de Carranza y sus hombres es notorio, son, a su vez, el eje del proyecto de colonización agroindustrial de la Altillanura en la Orinoquía impulsado por Uribe y que Santos quiere continuar. “El proyecto piloto que muestra cómo será el futuro de la región es la Fazenda con sus modernas máquinas recolectoras. En una zona que controla 'El Patrón', la pregunta que surge, casi de manera espontánea, atañe a su relación con esta gigantesca hacienda y con la compañía que lo administra, Aliar S.A.”, dice el libro.

 5 Carranza fue reparado como víctima 
 De Carranza se sabe que a pesar de las muchas investigaciones que se la han abierto ninguna ha logrado prosperar. Pero el libro cuenta un dato que no se conocía y es que luego de que un juez lo absolviera en el único caso por el que estuvo preso, Carranza interpuso un recurso de reparación directa ante el Tribunal de Cundinamarca en 2006. Y dos años más tarde, este tribunal ordenó indemnizarlo en cien salarios mínimos legales por perjuicio moral y cuarenta y seis salarios mínimos legales por lucro cesante. 

Es decir que Carranza obtuvo, como víctima, unos 70 millones de pesos del Estado. “Al fundamentar su fallo, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca echó mano de la jurisprudencia más laxa, defendiendo que la responsabilidad del Estado por privación injusta de la libertad no sólo se da cuando es evidente la arbitrariedad, ni sólo cuando se dan las causales legales de absolución: que el hecho no existió, o que el sindicado no lo cometió, o que la conducta no era punible (art. 441 del Código de Procedimiento Penal) sino también cuando el juez no encuentra plena prueba para condenar, situación que correspondía, según los magistrados, a este caso”, dice el libro.

 6 El gran terrateniente recibió baldíos de la Nación 
 Nadie sabe a ciencia cierta cuánta tierra tiene Carranza. El libro menciona una entrevista con un funcionario del Gobierno de Santos quien les contó que una fuente del departamento del Meta le había relatado que cuando 'El Patrón' consiguió adueñarse del primer millón de hectáreas de tierra —hace más de una década— se habría celebrado una concurrida fiesta en Villavicencio. También cita al escritor italiano Guido Piccoli, quien dice que Carranza tiene dos millones de hectáreas. “Por su parte, el so­ciólogo Alfredo Molano relata que, en el desarrollo de sus investigaciones sobre la tenencia de la tierra en los llanos orientales, encontró a una fuente que sostuvo que en los extensos dominios del 'Patrón' pastaban cerca de dos millones de reses”. A pesar de su inmensa fortuna, según consta en la respuesta a un derecho de petición puesto por los autores del libro al Incoder, Carranza fue beneficiario de la adjudicacón de dos baldíos, de 80 hectáreas, entre 1980 y 1981, en la vereda Nare de Puerto López. Es decir que fue beneficiario de la Reforma Agraria supuestamente dirigida a los campesinos sin tierra.

 7 El sobreviviente de los paras
 Cepeda y Giraldo pusieron un derecho de petición a la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía General acerca de los testimonios que se han recibido de ex jefes de las AUC sobre la participación de Carranza en la historia de esa organización.

 La Fiscalía contestó: “Una vez verificadas las diferentes bases de datos, se estableció que alrededor de nueve postulados en diligencia de versión libre mencionaron la amistad y diálogos del señor Víctor Carranza con algunos ex comandantes de las autodefensas como el señor Henry Pérez, quien fungió como comandante del Bloque Puerto Boyacá y Miguel Arroyave, ex comandante del Bloque Centauros. Igualmente, estos nueve postulados mencionaron que las autodefensas mantuvieron contactos con hombres armados de las ACMV (grupo ilegal desmovilizado) que se hacían llamar ‘Los Carranceros’, quienes al parecer mantenían relación con el señor Víctor Carranza. De las anteriores afirmaciones, la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz realizó la correspondiente compulsa de copias a la Dirección Nacional de Fiscalías y a la Unidad Nacional de Fiscalías contra El Terrorismo. Las investigaciones son adelantadas por la Fiscalía 27 adscrita a esa Unidad bajo el radicado 345 (sic)”.

 Cepeda cuenta que durante una reunión entre abogados de los ex jefes paramilitares extraditados a Estados Unidos, en Nueva York, él les preguntó: “¿Quién es hoy por hoy, luego de la extradición de sus clientes, el más poderoso jefe paramilitar vivo y activo en Colombia?”. Sin ponerse de acuerdo y ni siquiera mirarse, los abogados contestaron al unísono, como si se tratara del asunto más obvio del mundo: “DonVíctor”. Tomado de: http://www.lasillavacia.com/historia/las-revelaciones-de-victor-carranza-alias-el-patron-32974

3 comentarios:

  1. esto así no lo lee el putas!

    ResponderEliminar
  2. falta pagarles por danos morales a mancuso don berna y a don uberrimo.

    ResponderEliminar
  3. Valiente Iván esta labor tuya denunciando estas verdades, aunque parezcas una golondrina en este desierto de impunidad, sabemos que a pesar de todo lo que haces no va a llegar justicia porque quienes deben hacerla y aplicarla tienen un patrón...quien se atreve desde esa orilla a pedirle cuentas al dueño del Ubérrimo por los otros millones de hectáreas...que extraño que no hayan salido cientos de arrodillados a decir que como se le ocurre a este mamerto (termino despectivo que ha instaurado el poder para satanizar todos los reclamos justos de los que no tienen voz ni poder)...bueno esos arrodillados si pueden salir al Cesar, al Magdalena, Córdoba y medio Colombia mas a ver lo patiecitos que compró el otro patrón durante sus 8 añitos de estadía en la casa de los colombianos...y estoy seguro que ellos, niños bien aunque estén igual de jodidos que la mayoría si se creen el cuentico de que somos los mas felices del mundo...aunque a veces creo que si porque un sabio afirmó que solo son felices los mas sabios y los mas bobos y en este país nos han vuelto esto último a falta de educarnos como debe ser.

    ResponderEliminar

Ivan Cepeda Debate de tierras: las caras del despojo

Loading...