6 de marzo, por las víctimas de los crímenes de Estado

Por: Iván Cepeda Castro
COMO OCURRIÓ EL AÑO ANTERIOR, el pasado 6 de marzo se realizaron actos en varias ciudades del país y del mundo para que se ponga fin a los crímenes de Estado en Colombia. En esta ocasión el propósito no era convocar multitudinarias movilizaciones.

En cambio, se realizó la jornada “Los ‘falsos positivos’ son crímenes de Estado”. En un encuentro que se llevó a cabo en Bogotá asistieron más de 200 familiares de los jóvenes que han sido desaparecidos y ejecutados por miembros del Ejército Nacional. Sus testimonios mostraron una escalofriante realidad: más de 1.400 ejecuciones extrajudiciales, la mayor parte de los procesos judiciales emprendidos se hallan ante la justicia penal militar, los familiares que exigen justicia son amenazados, muchas de las familias no han podido recuperar los cadáveres de sus seres queridos, que siguen en fosas comunes; los muchachos asesinados continúan siendo considerados terroristas muertos en combate sin que su nombre sea dignificado.

En el encuentro se presentaron testimonios acerca de que esta clase de crímenes se han seguido cometiendo este año; afirmación que desmiente la declaración del ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, quien sostuvo ante los medios de comunicación que el “problema de los ‘falsos positivos’ ya fue resuelto”. Por eso los familiares de las víctimas exigen la destitución de este ministro y que se sancione a ex generales como Mario Montoya, quien ahora goza de estatus diplomático como embajador en República Dominicana.

Esta jornada coincidió con un hecho que reafirma la voluntad del Gobierno por debilitar al máximo los procesos de verdad y justicia en Colombia. El 5 de marzo fue extraditado a Estados Unidos el paramilitar Éver Veloza. En sus confesiones ante los fiscales de la Unidad de Justicia y Paz, este ex jefe de las Auc había comenzado a esclarecer una parte de los miles de crímenes que se cometieron bajo su mando. Además —y esto es lo más significativo—, había involucrado a líderes políticos, altos mandos militares, ganaderos y empresarios. Pocos días antes de su extradición, alias H.H. acusó al ex subdirector del DAS José Miguel Narváez de haber sido miembro del llamado ‘Grupo de los seis’, el círculo de hombres poderosos que ordenaba crímenes a los paramilitares.

El señor Narváez ha figurado ya en otras declaraciones de los jefes paramilitares. Jorge Iván Laverde, alias El Iguano, lo acusó de ser el autor intelectual del asesinato del humorista Jaime Garzón y del secuestro de la congresista Piedad Córdoba. En la misma declaración, El Iguano sostuvo que Narváez dictaba en los centros de instrucción de las Auc en Córdoba un curso titulado: “¿Por qué es lícito matar comunistas en Colombia?”. Por su parte, Salvatore Mancuso declaró ante un fiscal en Washington que Narváez era uno de los “maestros” de los paramilitares mientras que era simultáneamente profesor de la Escuela Superior de Guerra. Y como si esto fuera poco, Narváez también fue asesor de inteligencia en el Ministerio de Defensa durante el primer gobierno del presidente Uribe. ¿Qué habrá sido de la carrera de este siniestro personaje después de su paso por el ‘Grupo de los seis’, el Gobierno Nacional y el DAS? ¿Qué cargo estará ocupando hoy? ¿Qué relaciones personales tendrá con el presidente Uribe? ¿Cuándo lo arrestará la Fiscalía?

Tomado de EL ESPECTADOR http://elespectador.com

3 comentarios:

  1. Un saludo Iván, gracias por tu maravillosa labor, por abrirnos mas los ojos frente a estas realidades turbias. Yo te animo a que sigas con tus proyectos, a que no te canses. No importan las opiniones tergiversadas, malintencionadas de quienes insultan como forma de reivindicación. Mucho animo, un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  2. Si tuviera dignidad lucharia por las victimas de los todos los bandos de la guerra y le exigiria publicamente a las FARC que le quitaran el nombre de su padre al frente que tienen que asesina, masacra, pone minas antipersona que desplaza miles de campesinos de sus tierras y que no dejan que podamos visitar ese lindo territorio donde siembran destruccion y muerte.
    Es condenable los falsos positivos, pero tambien es condenable la masacre de los indios awa, o tal vez para usted no porque fue cometido por los angelitos de las farc.

    ResponderEliminar
  3. Es desconsolador mirar quienes son nuestros gobernantes, esperemos hasta cuàndo los colombianos nos aguantamos esta dictadura, que no es solo del gobierno actual, hace parte de toda nuestra penosa historia.

    pd: Jaime Garzòn antes que "humorista" fue un excelente periodista y activista social

    ResponderEliminar

Ivan Cepeda Debate de tierras: las caras del despojo

Loading...