EL DERECHO A LA MÚSICA

Por: Iván Cepeda Castro
SE CUMPLEN 70 AÑOS DE VIDA DEL maestro Raúl García, defensor incansable del acceso democrático a la música clásica. Para hablar de su significativa contribución a la cultura nacional, decidí ceder en esta ocasión este espacio a David García:

“Para agasajar a Hitler el 20 de abril de 1933, en una fiesta celebrada con bombos y platillos, el dramaturgo oficial del nazismo Hanns Johst le dedicó al Führer una pieza de teatro en la cual uno de los personajes dice: ‘En cuanto oigo hablar de cultura le quito el seguro a mi (pistola) Browning’. Esta anécdota representa una actitud común a todos los regímenes totalitarios o semitotalitarios en la historia, que se han sentido amenazados por la cultura, entendida en este caso como intelectualidad, cuando ésta ha sido crítica frente al poder. En nuestra historia reciente con frecuencia hemos presenciado tales actitudes. Así ocurrió con el maestro Raúl García, fundador de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y su director durante 22 años, quien fue perseguido en medio de un proceso político en su contra.

Cuando durante la década de 1970 Raúl García fundó la Orquesta Filarmónica de Bogotá, la música clásica era monopolio de una pequeña élite que asistía a los conciertos del Teatro Colón. En contraste, el maestro García decidió diseñar y llevar a cabo una política cultural integral que se fundamentó en cuatro pilares: llevar la música clásica a los barrios populares, a los parques, a las escuelas y a las iglesias. La realización de una cuidadosa programación de ciclos de compositores y épocas de la historia de la música que fueron educando en el curso del tiempo el oído y la percepción estética del nuevo público. La creación del programa de televisión Música para todos, a través del cual se utilizó un lenguaje pedagógico comprensible para los televidentes de todo el país y la cualificación de la orquesta misma con la contratación de excelentes directores e instrumentistas extranjeros que impregnaron a la orquesta un alto nivel musical.

Todo esto tuvo como resultado una estrecha relación entre público y orquesta y convirtió a la Filarmónica de Bogotá en la mejor de todo el país. Quienes asistieron, por ejemplo, a los conciertos de los sábados en este período, recordarán cuando una parte del público llegó a romper las ventanas del Auditorio León de Greiff para no perderse la novena sinfonía de Beethoven bajo la conducción del director búlgaro Dimiter Manolov.

El acceso a la alta cultura en Colombia debería ser un derecho de incidencia colectiva; sin embargo, la política cultural democrática propuesta por el maestro García en aquellos años le significó un alto costo político y humano, a pesar de que los resultados positivos de semejante política saltaban, y saltan hoy, como una terca realidad a la vista de todos.

Este sábado, 21 de marzo de 2009, gracias a la Alcaldía Mayor de Bogotá, los músicos de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y la misma Orquesta como institución, se realizó un concierto-homenaje en honor al maestro Raúl García que mucho más que la celebración de sus 70 años simbolizan un acto de desagravio por una historia de intolerancia al mejor estilo del personaje de la obra dedicada al Führer”. David García.

~~~

Considero que Francisco Rojas Birry debiera abandonar su cargo como personero en el Distrito Capital. Ningún funcionario público encargado de la política de Derechos Humanos debiera mantenerse en su cargo mientras se le investiga por su presunta responsabilidad en hechos de corrupción.

Tomado de EL ESPECTADOR http://elespectador.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ivan Cepeda Debate de tierras: las caras del despojo

Loading...