A LAS PUERTAS DEL UBÉRRIMO

por Iván Cepeda Castro

Clodomiro Castilla fue asesinado cuando leía un libro en la terraza de su casa. Dos hombres forzaron la entrada de su vivienda y le propinaron nueve tiros.

Lo conocí en una de las visitas que hice a Montería en la época en que estaba escribiendo, junto con Jorge Rojas, el libro A las puertas de El Ubérrimo. Clodomiro era un reconocido periodista en la ciudad. Después de haber consagrado años a la radio, dirigía la revista El Pulso del Tiempo. Desde sus páginas hacía denuncias diarias sobre las numerosas evidencias de los vínculos de ganaderos y políticos con los grupos paramilitares, y sobre la corrupción en la administración pública de Córdoba. En las conversaciones que sostuvimos, me describió el ambiente que durante años había reinado en la ciudad y en el departamento.

La abierta complicidad con los paramilitares se había convertido en una especie de valor social que incluía la admiración a sus actuaciones y que se encarnaba en el monumento que, con dineros públicos, se erigió en un lugar céntrico de Montería. A los jefes de las AUC se les veía en todas partes, en los clubes sociales y patrullando las carreteras. Me decía que incluso era frecuente, en ese tiempo, oír que merodeaban en los alrededores de la hacienda El Ubérrimo, propiedad de Álvaro Uribe Vélez. Todo el mundo sabía cómo localizarlos. Me contó la historia de la finca La Capilla, ubicada a pocos minutos de Montería por la vía a Tierralta, que servía de centro de operaciones a Salvatore Mancuso. A mediados de la década de 1990, por allí desfilaban reconocidos personajes de la vida local: el ganadero Rodrigo García, el ex gobernador Jesús María López, el director del periódico El Meridiano de Córdoba William Salleg, entre otros.

Precisamente con este último, Clodomiro sostuvo una intensa polémica. Primero lo acusó de ser íntimo aliado de Mancuso y de ser su asesor de prensa. Respaldó su afirmación con una conversación grabada que entregó a las autoridades competentes, y recordó que años atrás, William Salleg y su padre, aparecieron en la lista que la Fiscalía había elaborado con los nombres de 615 presuntos financiadores de las AUC. Luego lo acusó de robar tierras a campesinos con el respaldo de bandas armadas. Estas denuncias no sorprendieron a nadie en Córdoba, pues en El Meridiano se hacía constante apología de la causa paramilitar y aparecían fotos de la familia Salleg con miembros del clan Mancuso. Para el décimo aniversario del periódico se lanzó una promoción en la que con la suscripción los lectores obtenían gratis un ejemplar de la biografía Mancuso, su vida.

Pese a todos estos hechos, el presidente Uribe –quien ha ofrecido, como es habitual, una recompensa para quienes suministren información sobre los autores del asesinato de Clodomiro- nunca ha ocultado su simpatía hacia la labor periodística de El Meridiano, que considera un diario dedicado “a la causa de los pobres y los débiles”, “insobornable frente al delito, insobornable frente a la corrupción, insobornable frente a la venalidad e insobornable frente a los malos gobiernos”.

La noticia que da cuenta de la muerte del director de El Pulso del Tiempo fue presentada en primera página de esa publicación “insobornable” como el fin previsible de un delincuente y extorsionista. Pero ese no es más que un intento por justificar la eliminación de un comunicador que fue, él sí, intransigente con la criminalidad. Clodomiro Castilla se suma a la larga lista de ciudadanos que han pagado con su vida el condenar los aparatos mafiosos que controlan la sociedad cordobesa. A esa lista pertenecen las líderes de las mujeres desplazadas Yolanda Izquierdo, quien reclamó para los campesinos 800 hectáreas de la finca Las Tangas, y Ana Isabel Gómez, asesinada por denunciar que los municipios costeros de Córdoba se han convertido en puertos del narcotráfico de las estructuras paramilitares. Todo esto sigue ocurriendo a las puertas de El Ubérrimo.

tomado de El Espectador: http://www.elespectador.com/impreso/temadeldia/articuloimpreso194738-puertas-de-el-uberrimo

7 comentarios:

  1. Felicitaciones Ivan por tu elección y por tus esfuerzos en Colombianos y Colombianas en la recientes liberaciones...por la paz...por la paz, la seguridad y la democrácia adelante...

    ResponderEliminar
  2. ivan,eres un personaje bastante admirable,e visto como en tv te a tocado enfrentar a personas de las mas reaccionarias que en su afan por defender a ultransa al regimen se atreven incluso a satanisarte por el proyecto politico en el que militaba tu padre,son tan despresiables que cuando se refieren a el hablan casi como si se lo mereciera,y me sorprende la actitud calmada que tienes al enfrentar esa situacion,felicidades por tu eleccion,sigue luchando para que se respeten los derechos humanos en colombia

    ResponderEliminar
  3. Admirable desde todo punto de vista tu actitud valiente y leal con Clodomiro qpd.

    ResponderEliminar
  4. Personas y politicos comu ud, son los que nos hacen sentir orgullosos y le dan un poco de esperanza a este pais sumido en la corrupcion y la politiqueria. Que orgullo ser colombiana!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. cuan despreciable resulta una persona que escribe de estos temas cuando no es capaz de prohibirle a los terroristas que utilicen el nombre de su padre en honor a un frente terrorista, personajes como ivan cepeda lo invitan a uno a arrepentirse de ser colombiano

    ResponderEliminar
  6. Profesor Nicolás. "Solo los anónimos son héroes de la cobardía y la estupidez". Abogado Cepeda es usted un Verraco. Enfrentar esta logia de criminales, satánicos individuos de doble moral hasta muy católicos por cierto pero nunca Cristianos, tan solo paganos de creencias Romanas. De allí sus falsas orientaciones morales y actitudes humanas asesinas tras el poder y el cipayaje bajo chantaje de la CIA,NSA, la DIA en comandita contra la unión de países libres del yugo de los EE.UU. Que de igual modo, son hoy atacados con Golpes de estado suave, desabastecimiento como con Allende y una Oposición criminal detrás del robo de sus recursos naturales y energéticos. Mis respetos Licenciado, llegará la hora en que la USA se canse de este negro personaje aupado por una masa ignorante de Colombianos poco analíticos e inteligentes.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Como consigo el libro a las puertas del Uberrimo, porque no se difunde de manera gratuita si es de opinión Publica? Y la pregunta del millón: Porque ante tanta evidencia no se ha abierto alguna investigación o denuncia serias al Señor Alvaro Uribe?

    ResponderEliminar

Ivan Cepeda Debate de tierras: las caras del despojo

Loading...