CONSTANCIA PRESENTADA POR IVÁN CEPEDA ANTE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES SOBRE EL CASO DE PIEDAD CÓRDOBA

LA OPOSICIÓN DEBE TENER DERECHO A LA LIBRE EXPRESIÓN

El día de ayer nos enteramos de la decisión del Procurador General de la Nación de sancionar disciplinariamente a la senadora Piedad Córdoba, ordenando su destitución de la curul, obtenida por voto popular, e inhabilitándola por 18 años a ejercer cargos públicos.

La senadora Piedad Córdoba ha demostrado como miembro de Colombianos por la Paz un profundo compromiso con Colombia en la búsqueda de soluciones pacíficas al largo conflicto armado que sufre nuestro país. Desde su curul ha ejercido una labor crítica y de oposición. Es este comportamiento ético el que está sancionando el Procurador General. Consideramos que esta lamentable decisión obedece a motivos políticos y la rechazamos.

El respaldo probatorio en que se apoya esta decisión del Procurador se desprende de los documentos supuestamente encontrados en computadores hallados en territorio extranjero. Hay que recordar que la recolección de esas pruebas no cumple con los requisitos de cadena de custodia, es decir, que no corresponde a un procedimiento controlado que se utiliza sobre los indicios materiales relacionados con un delito, desde el momento de su localización hasta su evaluación por parte de los operadores de justicia. Esta cadena de custodia tiene como propósito evitar alteraciones, sustituciones, contaminaciones o destrucciones de la prueba.

El informe que la Interpol produjo a raíz de estos hechos también señala que existen irregularidades en la recolección de estas pruebas. Por esta razón, creemos que se está violando el respeto al debido proceso.

En derecho existe algo que se suele llamar la “Teoría de los frutos del árbol envenenado”. Significa que cuando una prueba es ilícita, todos los “frutos” jurídicos que se desprenden de este proceso no tienen validez.

Es necesario recordar que las investigaciones que adelanta la Fiscalía General de la Nación acerca de las operaciones ilegales realizadas por el DAS revelan que uno de los objetivos fundamentales de estas operaciones era el desprestigiar públicamente a la oposición y con nombre propio a la senadora Piedad Córdoba, utilizando diversos métodos que eventualmente podrían incluir la invención de pruebas.

Con la destitución de la senadora Piedad Córdoba se está construyendo jurídica y políticamente el camino para que la única posibilidad sea la vía militar al conflicto armado en Colombia, hecho que nos preocupa profundamente.

El Polo Democrático Alternativo rechaza rotundamente la decisión tomada por el Procurador General de la Nación. Consideramos que es necesario respetar el derecho al debido proceso de la senadora Piedad Córdoba y que la oposición política en Colombia debe tener derecho a la libre expresión sin que por ello sea perseguida o exterminada.

IVÁN CEPEDA CASTRO

Representante a la Cámara

JORGE ENRIQUE ROBLEDO

Senador de la República

Polo Democrático Alternativo

1 comentario:

  1. por que ejercer oposicion en este pais es tan dificil...si no pensamos igual q el gobierno y los lideres politicos entonces los diferentes somos nosotros..que tristeza...pero la oposicion aunque oculta se seguira ejerciendo.....

    ResponderEliminar

Ivan Cepeda Debate de tierras: las caras del despojo

Loading...