Cepeda celebró decisión del Incoder que ordena recuperar más de 1.200 hectáreas de hacienda Bellacruz



El representante a la Cámara Iván Cepeda, quien ha venido acompañando el proceso por la recuperación de tierras a las comunidades campesinas de la Hacienda Bellacruz (Cesar), aseguró que la reciente decisión del Incoder de declarar baldíos los predios correspondientes a más de 1.200 hectáreas de este terreno, constituye un paso significativo para las víctimas de desplazamiento por parte de los paramilitares. El Incoder le ordenó a la empresa Dolce Vista, de propiedad de Germán Efromovich, devolver los terrenos que durante 20 años fueron reclamados por los campesinos.

BOGOTÁ, 02/04/2013. El congresista y defensor de derechos humanos, Iván Cepeda, afirmó que el caso de la hacienda Bellacruz es emblemático porque demuestra cómo las comunidades campesinas, que buscan hacer válida su titularidad de la tierra, se ven enfrentadas a un poderoso consorcio que durante años se ha beneficiado del desplazamiento forzado de más de 13 veredas de campesinos en la década del noventa,  para desarrollar un proyecto agroindustrial de palma aceitera.

En ese sentido, Cepeda aplaudió el fallo del Incoder que concluyó que las empresas La Gloria S.A.S, M.R Inversiones S.A.S, La Dolce Vista State Inc., y el grupo agroindustrial Hacienda La Gloria S.A., que explotan actualmente los predios, no son ocupantes de buena fe y ocupan de manera indebida los terrenos.

“Este es un paso determinante en el reconocimiento del derecho a la tierra que tienen estas familias. Llevan años luchando por lo que perdieron por causa del desplazamiento perpetrado por los paramilitares, secundados por empresarios que los promovieron y los financiaron en sus acciones criminales”, señaló el representante.

También recordó que hace un año le dirigió una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, solicitando que ese organismo se abstuviera de considerar como participante activo del Pacto Mundial al Grupo Agroindustrial Hacienda La Gloria, por considerar que no cumple con los principios exigidos como el del respeto a los derechos humanos, ya que en este proyecto no solo participa Efromovich a través de la Dolce Vista, sino que dentro de sus socios se encuentra la familia Marulanda, reconocida por sus vínculos con los grupos paramilitares de la región.

El congresista confió en que el Incoder pueda dar cumplimiento a su decisión cuanto antes, y proceda a adjudicar a las comunidades campesinas desplazadas. Del mismo modo resaltó el incansable trabajo de ASOCOL, la organización que solicitó que se iniciara el proceso de recuperación de baldíos, y cuyos miembros han venido siendo amenazados e intimidados, por lo cual han tenido que pedir una especial protección por parte del Estado.

Igualmente, le pidió a la Corte Constitucional que se pronuncie en la brevedad sobre la demanda de inconstitucionalidad que se tramita actualmente para eliminar los artículos 50 y 53 de la Ley 160 de 1994, que contemplan la suspensión provisional de las decisiones del Incoder hasta tanto se produzca fallo en demandas ante el Consejo de Estado.

1 comentario:

  1. Es interesante conocer las opciones que usted tiene para generar empleo y ayudar a nivel agropecuario a los campesinos de la región y demás pobladores que hoy en día trabajan para Hacienda La Gloria, si es que la resolución da a lugar y se queden sin empleo o ingresos que genera esta empresa?????. Ver el artículo http://www.portafolio.co/negocios/posibles-terrenos-baldios-hacienda-la-gloria

    ResponderEliminar

Ivan Cepeda Debate de tierras: las caras del despojo

Loading...