FUE UNA MISIÓN SERIA Y AUTORIZADA, SIN ÁNIMOS PROSELITISTAS


Por: Iván Cepeda

Congresista de la República
PUBLICADO POR: EL COLOMBIANO
7 de marzo de 2013:  
El viaje tenía el aval del Gobierno y las Farc y se planificó seriamente. No existió ningún interés de hacernos parte del proceso de paz. Esa es una potestad exclusiva del Gobierno.

Quisimos que consideraran preocupaciones y aspectos del proceso que conciernen a la labor legislativa: los tiempos de las sesiones del Congreso y reformas y leyes (Marco Jurídico para la Paz, Ley de Víctimas, Reforma Política). Contextualizarlos, en relación con el proceso.


Aunque no fue una visita de comisiones de paz del Congreso, se advirtió sobre una segunda ronda de mesas regionales. Les pedimos a las Farc avanzar en reconocer a sus víctimas y se abrió una posibilidad seria.

En mi caso, estas interlocuciones por la paz no son nuevas. No las requiero para hacer proselitismo. De los adversos a la paz era previsible la crítica. Igual lo son los celos políticos, normales en el Congreso.

En el Congreso no se hizo una consulta amplia de la visita. Se hizo con quien había que hacerlo (Gobierno y Farc). Quien decidió emprender la gestión y eligió los integrantes del grupo fue el presidente del Congreso, Roy Barreras.

Por hacer gestiones de paz no se deben hacer juicios políticos. Me parecería inconcebible que cualquier persona que intente facilitar un acuerdo de paz en Colombia tenga que sufrir un escrutinio público.




1 comentario:

  1. la oligarquia corrupta y criminal le teme al pueblo unido.temblaron con la protesta campesina cafetera,porq en el mitin se eleva los valores proletarios.a cuba debe ir cada dia mas pueblo

    ResponderEliminar

Ivan Cepeda Debate de tierras: las caras del despojo

Loading...