Zonas de reserva campesina son una oportunidad para la paz: Cepeda


BOGOTÁ, 14/03/2013. Así lo afirmó el representante a la Cámara Iván Cepeda, al señalar que el país tiene una estructura agraria que debe ser reformada, y que es urgente la democratización del campo, el establecimiento de límites a la acumulación de propiedad privada, el reconocimiento del campesinado como actor social, político y económico, y un rediseño del ordenamiento territorial que garantice el equilibrio entre aprovechamiento y conservación de los recursos.

El congresista recordó que Colombia es uno de los países latinoamericanos con mayor concentración de la tierra, con un coeficiente Gini por encima del 0.8. “A esto se suma una nefasta contrarreforma agraria producida a través del despojo violento de más de 6 millones de hectáreas de tierra, y unos indicadores de pobreza que son especialmente altos en las zonas rurales. Eso lo constatamos en las Mesas de Paz que impulsaron las comisiones de Paz del Congreso de la República el año pasado”, subrayó.

En ese sentido, para el representante, la figura de las Zonas de Reserva Campesina, creada a través de la ley 160 de 1994, es un instrumento y una oportunidad para la paz, y “así debería entenderse por parte de ambas partes de la Mesa en la Habana”. Recalcó que el Gobierno Nacional se comprometió con la creación de nuevas zonas de reserva campesina y con el fortalecimiento de las existentes, sin que hasta el momento se haya creado ninguna, y los planes de desarrollo continúan sin tener recursos para su ejecución.

Por lo anterior, Cepeda llamó al Gobierno a cumplir dichos compromisos, reconociendo en esta figura un camino para avanzar en la democratización del campo, elemento indispensable hacia la paz.

OFICINA DE PRENSA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ivan Cepeda Debate de tierras: las caras del despojo

Loading...